Canon 5Ds o la guerra de los megapíxeles.

Canon acaba de sacar al mercado la cámara DSLR con más megapíxeles hasta el momento: 50 Mpx! Hagamos doctrina en vez de quejarnos tanto.

Hace tiempo, concretamente desde que Nikon sacó la D800 con 36 Mpx que tenía ganas de escribir sobre el tema. Lo que me ha motivado a escribir este post es la cantidad de comentarios que leo y oigo de mis compañeros fotógrafos cada vez que se habla de la cantidad de Mpx que tienen las cámaras DSLR hoy en día.
Hace escasos días salió la nueva Canon 5Ds y 5Dsr al mercado y, como se rumoreaba, ha venido con un sensor de 50 Mpx, o sea muchos Mpxs.

Pero llevo tiempo leyendo comentarios negativos cada vez que se habla de la cantidad de Mpx. Especialmente ahora que Canon ha sacado la 5Ds/r solamente oigo comentarios tipo: 
-Están locos con tanto megapíxeles!
-No hacen falta tantos Mpx!
-Nadie quiere tantos Mpx!
Incluso los hay que dicen que reencuadrar la foto es reaprovechar una foto mediocre.
En fin, hay que respetar todos los comentarios, pero, hagamos doctrina en vez de quejarnos tanto y expliquemos un poco los pros y los contras. 

Ya basta de dar comentarios repetitivos y poco constructivos y expliquemos porque nos quejamos tanto. 

En mi opinión, estos son los pros y los contras de tener una cámara con un sensor de tantos megapíxeles.
No nos gusta usar una cámara con 36 o más mpx porque principalmente el tamaño de los archivos es demasiado grande. Esto provoca una reacción en cadena empezando por la cantidad de espacio en el disco duro que necesitamos para guardar los archivos, especialmente los que disparamos todo en raw. La cantidad de tarjetas de memoria que tenemos que usar y, lo más importante, muy probablemente deberemos actualizar nuestro ordenador puesto que seguramente no tendrá suficiente potencia para procesar archivos de semejante tamaño. 
No en vano estamos hablando de archivos de unos 100Mb en el caso de la Nikon D800/D810 y de unos 150Mb en el caso de la nueva Canon 5Ds/r.
Otros efectos colaterales es la cantidad de ruido que genera el sensor y de problemas de funcionamiento con algunas ópticas más antiguas. 

Deberemos invertir algo más que el precio de la cámara para poder usarla.

Pero digamos las partes positivas también, porque las hay. Y en esta vida no se puede pensar solo en blanco o negro. Hay muchas tonalidades en medio (y si no que se lo pregunten a Ansel Adams). Por este motivo a mi no me vale decir “son demasiados megapíxeles” y ya está. Admitamos la parte positiva siempre. 
Gracias a tal cantidad de mpx podemos reencuadrar sin perder calidad. Me imagino que los que dicen que reencuadrar es aprovechar una foto mediocre no deben reencuadrar, pero la gran mayoría si lo hace. 
En una boda por ejemplo o en un partido de fútbol muchas veces no puedes reencuadrar sobre el terreno. Sobretodo si trabajas con ópticas fijas. Por tanto es una ventaja muy interesante poder hacerlo con un archivo de grandes dimensiones.
Otro caso interesante es la posibilidad de hacer ampliaciones de gran tamaño sin tener que interpolar ni hacer triquiñuelas en Photoshop. Con la Canon 5Ds/r podemos obtener un archivo nativo de 50x70cm. Esto es genial para ampliaciones de calidad.

No he oído a nadie quejarse de los Mpx de las cámaras de medio formato, porque entonces sí lo hacemos con las DSLR? Además, todos sabemos que se puede disparar a resoluciones inferiores por tanto podemos ajustar la calidad dependiendo de lo que fotografiemos. Siempre tendremos la suerte de disponer de muchos Mpx para esa ocasión que lo requiera. Es por tanto un valor añadido de cara a según que cliente exigente.
A partir de aquí, cada uno puede valorar la cantidad de Mpx ideal para una cámara. Para mi entre 28 y 36 es ideal porque cuando maqueto álbumes o libros puedo poner una imagen a toda página sin ningún miedo de pérdida de calidad o cuando fotografío producto puedo ofrecer a mis clientes la posibilidad de entregar el archivo acabado para ampliaciones de gran formato.
Espero que a partir de ahora cada vez que nos quejemos de algo sea de forma constructiva y con una buena explicación. Excepto para los altos precios de las cámara y objetivos, ahí creo que todos coincidimos en quejarnos. Y con razón.
 

Leave a Reply

*